miércoles, agosto 15, 2012

Relato Breve: Tres Sílabas

Tres sílabas


 Tenia esas tres sílabas en la cabeza. Su nombre no me dejaba dormir. Esa obsesión por su rostro, por esos detalles suyos que podía inventar, sus ganas de combate desde la lejanía...

 Como un mantra repetido... su nombre, otra vez más, sonoro. Su nombre incorporándose por un carril lento a la obsesión, allí donde su rostro se proyecta por todas partes, donde tiene sentido arrinconarla con el único objetivo de morderla para hacerla sangrar, seguramente, y aprovechar la carencia de límites que ofrecen las ilusiones.

 Mis noches eran insomnio, solitarias, supongo, pero repitiendo su nombre lejos de la relajación, recorriendo cada rincón de su rostro con mis propios planos, uno se acompaña y duerme. Lejos de la realidad y el presente, esos monstruos que te ponen la ropa.

2 comentarios:

Un tal Jesús dijo...

Obsesivamente maravilloso. Me gusta! Saludos.

Dimas Vega dijo...

Esa obsesión era lo que intentaba transmitir :D

Gracias!