sábado, junio 30, 2012

Relato breve: Un Plan








No subestimes mi poder para robarte una sonrisa. Aunque la lluvia se empeñe en perseguirnos y las cristaleras, pequeñas cárceles para tiempos difíciles, nos cierren la puerta de la habitación, trazaremos un plan para seguir bailando.

Voy a intentar explicartelo: tengo unas zapatillas de deporte colgando de la puerta. Son de color rojo. Me recuerdan que en cualquier momento puedo perderte y tendré que salir, ahí, bajo la tormenta, para volverte a encontrar.

Empiezo a aceptar el hecho de que todo es efímero, menos la batalla, y lo único que puedo hacer, mientras dura la lluvia descontrolada de flechas, es seguir corriendo hasta encontrar el sendero, ese refugio que no existe desde donde puedo reaccionar espontáneamente, tal como había planeado, para robarte la sonrisa.

2 comentarios:

Aniagua dijo...

Ese lugar es maravilloso
Buen relato, Me encantó leerte
Un abrazo

Dimas Vega dijo...

Gracias!!

Poco a poco voy retomando el blog y me alegra que te siga gustando .D