domingo, octubre 02, 2011

Poesía: Cuéntamelo desde la noria




Cuéntamelo desde la noria,
en ese justo instante
donde empezamos a bajar
se ve todo más claro.

Tu ropa resbala, trémula,
es el anochecer de siempre.
Tu luz interior en el suelo
debería ser estimulo suficiente
para perder mi miedo a las alturas.

Mientras lo pienso,
hablame de tus sueños,
de esos dioses que nos conectan
de manera extraña
y de esa resistencia
de la máquina del tiempo azul
para no caer al vacío.

Cuéntamelo desde la noria.
Tu boca es un punto
en las noches de Londres
que voy a besar.

(Aunque suba en un sueño)

Londres, Septiembre 2011