domingo, septiembre 18, 2011

Poema: Retrovisor


El retrovisor nos avisa de ese rastro
que dejan los desamores en las vías,
de esos azules sueños frágiles
que duermen contigo las siestas los domingos.


Es en ese momento cuando
la ventana es una vidriera
que apunta a nuestros errores,
un cúmulo de mujeres silenciosas que decoran los autobuses
mientras se evaporan las bragas melancólicas
de nuestra esperanza.


Pero entonces, en un giro repentino
la vida ofrece un capricho caro,
que tiene el mismo nombre que tu sonrisa,
y uno puede reunir fuerzas mundanas
para salir a correr a pesar de que el retrovisor
nos avise de ese rastro que dejan
los desamores en las vías.