domingo, octubre 17, 2010

Poema: Sonata Triste de New Orleans


Sonata Triste de New Orleans

La noche ilumina nuestros sueños
y mientras abrazamos los vinilos
nos damos cuenta de que las ciudades más hermosas
son mapas de mujeres, la desnudez de nuestras debilidades.

Mi voz toca las olas de tus piernas
mas a veces la constelación de tu silencio
me recuerda que la cama es solo una trinchera más
Una tregua cronometrada.

Por eso estoy rezando por ti,
para que en los anocheceres de linternas rotas
siga siendo tu sonrisa como un faro.
Acordes para los dioses.

Al amanecer, el camión de la basura
Va mucho más lento que el desaliento,
pero siempre habrá razones para no saltar
mientras tu voz sea música en directo.

1 comentario:

[H/C]--(S) dijo...

¡Queremos más héroes para depresiones!

(S)