martes, julio 21, 2009

Drogas para días duros



No suelen entender de endecasílabos
los desamores de los días duros,
prefieren acechar en mi ventana,
llevándose sueños que no son suyos.

Mas tal vez callada toque a la puerta,
desnuda y hermosamente vestida,
tu imagen por besarme los segundos
Y poner muy nerviosa a la rutina.

Son esas drogas para días duros,
canciones que se suben a tu falda,
historias que disparan nuestra risa.

Silbidos que ni pasado o futuro
necesitan para arañar tu espalda
y ser mil flechas contra la desdicha.

No hay comentarios: