domingo, julio 26, 2009

Pequeña Sonrisa de Amelie



Necesito poco equipaje para poder despegar entre la niebla.

Tal vez, droga ligera
y una película que haga llorar
sirva para otros,
mas yo soy un mago con mejores trucos:

En las noches tristes,
deambulo solitario por mis sueños,
delgadísimo sin tu pan carente de reproches,
huérfano de versos y miedos.

Es en ese lugar inaccesible
donde encuentro
tu pequeña sonrisa de Amelie,
casi tan frágil como la cordura
del mundo que nos rodea.

martes, julio 21, 2009

Drogas para días duros



No suelen entender de endecasílabos
los desamores de los días duros,
prefieren acechar en mi ventana,
llevándose sueños que no son suyos.

Mas tal vez callada toque a la puerta,
desnuda y hermosamente vestida,
tu imagen por besarme los segundos
Y poner muy nerviosa a la rutina.

Son esas drogas para días duros,
canciones que se suben a tu falda,
historias que disparan nuestra risa.

Silbidos que ni pasado o futuro
necesitan para arañar tu espalda
y ser mil flechas contra la desdicha.

lunes, julio 20, 2009

El día que enamoramos a los aviones II

El suelo estaba lleno de muñecos de playmobil, y las horas pasaban en una azotea donde no podía molestarnos nadie, ni nosotros mismos podíamos ponernos trampas. Pero entonces, cometí un error y tu boca se puso demasiado a tiro, el sexo aterrizó tu falda y los aviones despegaron.

El día que enamoramos a los aviones

Ya sabes, historias de azoteas. Era casi de noche pero no queríamos dormirnos e hicimos un pacto. Sabíamos que estaba prohibido, pero te dejaste llevar por mí. Nos dedicamos hasta la media noche a enamorar aviones, no nos importó nada más.

En el fulgor del amor les pedimos que no despegasen ningún día.