domingo, noviembre 02, 2008

Me casé en las Vegas


Puse todas las fichas en la mesa. Doble o nada, vida o muerte. Ella estaba radiante con el vestido blanco, dulcemente nerviosa esperando a que despegase el avión. ¿Yo? Intoxicado. Me preguntaron en inglés algo relacionado con Elvis. Contesté que sí, claro. Sure.

El tipo disfrazado de cura también iba borracho así que no entendimos una mierda de lo que nos preguntó. Dijimos que sí, nos besamos.
Cometí un error, me casé en Las Vegas. Sólo quería impresionarte.

No hay comentarios: