domingo, octubre 12, 2008

Verónica mirando al sol II



De repente me despierto. Estoy en mi vieja cama de siempre, pero hay algo diferente en la habitación: en mi maltrecho sofá está ella, con las piernas cruzadas, divertida. Debajo de su bello y melancólico ojo derecho había una marca.

Miro el reloj, son las 4 de la madrugada.

Entonces ella se levanta y se acerca a la ventana. Sube la persiana y el sol entra radiante. Vuelvo a mirar el reloj. Siguen siendo las cuatro de la mañana.

Desafiante, se queda de pie tomando el sol que hierve por la ventana.

Leer Verónica mirando al Sol I

1 comentario:

Galina dijo...

Hola
No te voy a decir nada sobre si me gusta lo que escribes o me deja de gustar, porque corren malos tiempos para la lírica y es tiempo de paranoia.
Tan sólo te recomiendo que mires dos sitios:
http://www.lulu.com/es donde puedes editar gratis lo que escribes... y .... http://www.pompasdepapel.com que, si no lo conoces ya, será un descubrimiento para ti.
Con eso ya digo bastante o quizá nada. Depende de cómo lo leas. :)
Besos.