viernes, agosto 29, 2008

Me tiré por vos




Hay una imagen que siempre me pareció bella, la de Charly García tirándose de un noveno piso a la piscina por nosotros. Me lo contó Ismael Serrano en su tremendo tema Buenos Aires, donde dice “Y Charly salta por mi desde un rascacielos”. Esa conexión me llevó a buscarlo en internet sin éxito y me quede con una escena rodada en mi cabeza de un rockero pasado de vueltas tirándose a una piscina desde el cielo básicamente porque le salía de los cojones.


Ayer conseguí ver el video de Charly García saltando de un noveno piso de un hotel de Mendoza. Después vi como hablaba con Maradona en un programa televisivo y le confesaba: cuando me tiré pensaba que aparecerías tú después de ver un resumen de mi vida. ¡Vaya genio! Al parecer había sido todo el final de una movida extraña de broncas y sirenas de policías. Cuando entra toda la prensa nacional a la piscina, les pide una coca cola.


También está por la red una canción que se llama como este post y donde dice “la solución está en el fondo”.


Yo prefiero quedarme con mi primera imagen, ahora tendré que fusionar la realidad con mi imaginación para acomodar esta historia tan buena. Hay ciertas cosas de la historia que me hubiera gustado no saber, como que tiró antes un trozo de madera para saber como venía el viento. Habrá que acostumbrarse a que la ciencia ayude a los héroes en sus locuras.


Lo que quiero es que Charly siga vivo. Reconozco mi egoísmo, quiero que siga vivo porque son estas genialidades las que merecen la pena. Por eso me uno con este post a la serenata de fans que hubo debajo de su hospital para darle ánimos.


Gracias por tirarte.




jueves, agosto 28, 2008

Mujer madura mirando al mar


Había regresado aquella cara de melancolía tan hermosa. Miraba el mar sin prestarle mucha atención, como enamorada pero sin estarlo. Estaba desnuda. De hecho estaba así desde que, terminada la cena de rigor, se había quitado la ropa.

Todo, claro está, para hacer el amor de una manera más natural y cómoda. Fue excitante ver su rubor maduro al quitarse la camiseta de tirantes y esa sonrisa de chica buena portándose mal al hacer lo propio con su ropa interior sin marca.

Después del sexo, miraba desnuda el mar sin prestarle mucha atención, como enamorada pero sin estarlo. Había regresado aquella cara de melancolía tan hermosa.

sábado, agosto 23, 2008

Verónica mirando al sol


Debajo de su bello y melancólico ojo derecho había una marca. Era como un lunar diminuto pero sin serlo. Qué haces aquí, como has llegado, eres lo más bonito del parque Guell, ¡qué cursi! Tenía las piernas finas y largas y la sonrisa cargada. Como un sueño onírico o una diosa, ocultaba su acento andaluz por el rigor del idioma, aunque realmente era belleza de pocas palabras.

Entonces se puso, en un banco, a tomar el sol, desafiante. No me hacía caso y eso siempre me ha excitado. Ella lo sabía, claro.

- Tenemos todo el tiempo del mundo.

Yo sabía que no. Es más fácil serle fiel a las chicas de verdad.

lunes, agosto 18, 2008

Sirenas de Policía




¿Oyes las sirenas, amor?
Yo sólo quiero tu foto de carnet
y zapatillas ligeras para salir huyendo

Entre la tormenta, lluvia de gritos.
Vienen a matarme.
Es hora de tu desnudez perfecta,
vino de última cena.

Me vas a dejar en el desierto
y te llevarás mi corazón
para tirarlo a las llamas.
En ese momento, estaréis riendo.

¿Oyes las sirenas, amor?
Yo sólo quiero tu foto de carnet
y zapatillas ligeras para salir huyendo

Alcossebre, Agosto 08

martes, agosto 05, 2008

¿Quién se ha llevado mi sangre?



Cuando uno va a donar sangre no se para a pensarlo. Hablas con el médico y le aseguras que ni tomas drogas, ni cambias de chica, ni has ido a países malarios. Este te pincha y te da una coca cola para que no te marees. Luego te vuelven a agujerear, te sacan la sangre y te vas para casa.


Pero la sangre, tu sangre, se queda. La guardan en una bolsa con tu nombre pero ya no es tuya. Si eres O- entonces tu pequeña alma roja puede ir con cualquiera, político corrupto, prostituta golpeada, corredor de bolsa, ciclista inferiorizado… ¡Quién sabe! Tampoco es que un tipo de sangre menos corriente cierre mucho el círculo.


Colaboras y salvas vida, como un superhéroe anónimo. Pero no te dan ningún tipo de papel para una posible reclamación, si esa persona con tu sangre te quita un puesto de trabajo, te roba tu chica o se hace millonario con una quiniela, estas indefenso. ¡Era mía!


Yo prefiero ser algo más optimista y pensar que con mi donación de sangre amplio mi ración de drama, humor y sexo. Como si una parte de mi estuviese incrustada en un guión de la HBO, lleno de acción, mujeres adictivas y motivos para levantarse cada mañana.


Si no es así, al menos la pérdida me relaja. Como escribir, pero siendo productivo. Creo que merece la pena pararse a pensar donde estará nuestra sangre (o cualquier otro tipo de transmisión de energía que podáis usar) para volar un poco y huir, volveréis con una sonrisa.