martes, junio 17, 2008

Los niños ya no se atan los cordones


Hay un rumor de que las cosas han cambiado
paseando en los afluentes de tu rostro.
Ahora la tendencia es a invierno en verso
y las chapas leve brisa de descuido.

Suena a grietas nuestro pasado,
es una casa de verano cubierta de nieve,
un caleidoscopio oxidado,
la nube de sueños donde quisiste verte.

Mas estos versos están lejos de formar un poema triste
pues quedan ciertos discos y ciertos paisajes
albergando una esperanza distante pero próxima
mientras tu ropa interior riegue mi cama.

1 comentario:

Fuimoseternos dijo...

No había leído los versos originales, pero este sin duda es muy bonito, tierno... Me gusta sobre todo la última frase...

Saludos