martes, marzo 25, 2008

Soñadores en la cola del paro


Hacen un bullicio productivo.
Tienen bufandas de sueños
y el nudo de la corbata apretadísimo.

Parecen perros de niebla
derrochando ingenio,
trepando papeleo,
en los mejores bares.

Sus chicas trabajan en esa heladería
que roza las tiendas de flores
y se encaraman en disfraces
en los balcones que desnudan la Alhambra.

Algún día valdrá la pena.


Algún día valdrá la pena.

No hay comentarios: