jueves, enero 31, 2008

Ciclo de poemas en homenaje a A.González I

Canciones de amor de los sesenta

Es un silbido que no se puede olvidar.
De allí provienen versos y amores
pesadillas de pájaros efímeros
y las cuerdas que maniataban a los zurdos,
Una victoria tardía.

La polvareda se convirtió, sin necesidad de músicos,
en canciones de amor de los setenta
y los ladrones y las huérfanas ajustaron cuentas,
en el ardor de las batallas dulces.

En las estrofas de rencor y amores rotos
se sientan los niños a tirar piedras a los toboganes
y juran ser más rápidos en el próximo juego.

Se referían, vaya responsabilidad dan los pequeños,
a éste.

No hay comentarios: