miércoles, noviembre 07, 2007

Tony Soprano



Todos somos Tony Soprano. Estresados por trabajos y familias, por el vértigo de la competencia y la huida de la calma de nuestras piscinas.

Tony tiene un trabajo corriente, adornado por la HBO. Soporta la crucifixión de los horarios, los compañeros imbéciles, las llamadas de urgencia en los mejores momentos. Cada minuto que pasa está más cansado de su trabajo, como nosotros.

Y al volver, la otra familia. Una prolongación de las tareas de la mafia: la madre que no se deja cuidar, una esposa con el cuchillo del divorcio, los amigos que se pierden por falta de tiempo y multitud de granos adolescentes sin ninguna solución posible. ¡Aunque seas el gangster más duro, todo te vence!

El telón de fondo es la mafia por lo que debemos abstraernos un poco de las putadas que él y los suyos van haciendo por la ciudad para poder conectar en algún momento con el personaje. Es simplemente una alegoría del capitalismo eléctrico, donde cada vez la parte humana se reduce.

Pero de esa parte sale, al fin, un héroe como nosotros. Un héroe adulto con fallos y un traje italiano de ira, sin cualidades que resaltar salvo la supervivencia.

1 comentario:

NatiVas dijo...

GENIAL, vos sabes que nunca pude ver esa serie, y ahora no tenemos HBO, las mejores series son de ese canal.
un beso