jueves, noviembre 15, 2007

Pequeña isla de tormenta




Tal vez tú también serás
una pequeña isla de tormenta
en un intento de combatir
con pies pequeños la niebla.

Una resistencia estéril
contra cajones que son cárceles
y canciones de amor de los noventa.

Luego, el cariño de los nidos acondicionados
donde vuelven las palomas
que tienen el destino marcado en mapa.

Se antoja todo insuficiente
ante los rumores de brisa
en ciudades cada vez más lejos del mar.

Tal vez tú también serás
una pequeña isla de tormenta.

No hay comentarios: