jueves, octubre 25, 2007

Pequeñas monedas y grandes mentiras



El Bar San Juan tiene cañas baratas y cuadros en venta a diez euros. No es tan peliculero como el Bada Bing, pero el camarero está inspirado en los más sordidos cuentos de Bukowski. El tío colecciona pequeñas monedas para comprar una Jukebox, a eso dedica las propinas. Se va a poner de moda, comenta junto a una sonrisa amarilla.

Ella estaba ligeramente maquillada, nada preparada para la ruptura. La música dejó de sonar y en ese minuto eterno gritó para matarme. Empezaron a llenarse de lluvia las calles de Madrid. Su cara se quedó totalmente borrosa, como ese cuadro de Monet con el carmín de los labios de una mujer cualquiera.

Y en ese momento trágico, cuando te diste la vuelta y tu cara se marchó perdiendo orgullo, cuando bajaste las escaleras enloquecidas yo estuve a punto de detenerte. No lo hice y estaba todo claro por fin: aves deportadas de amor de vuelta a aeropueros libres combatiendo las ráfagas del valle de lágrimas.

En las primeras horas del día
me caí con todo el equipo
ella estaba totalmente enloquecida
y yo me pasé de listo.

Desde el bar San Juan
hasta el Bada Bing, bang bang!
no llegaría vivo
lancé un boomerang con acuse de recibo
en ese valle de lágrimas.

No llegaría vivo allí
pero no lo sabía todavía.
Tú saliste a lágrima viva
de la sala de máquinas
con el bolso lleno de pequeñas monedas
y de grandes mentiras.
Había renunciado a ti
pero no lo sabía todavía.

Una vez más en la vuelta más rápida
nos quedamos mirándonos
como aves raras
y estaba todo claro por fin.

Ya dije adiós a mi corona de espinas
adiós, a Dios, adiós sin despedidas.
estaba todo claro por fin.
En las primeras horas del día
me caí con todo el equipo.
Esta es la primera de una serie de 17 historias relacionados con el nuevo disco de Quique González, Avería y Redención, que ire publicando semanalmente. Cualquier sugerencia o aporte es como siempre bienvenido.

2 comentarios:

juampa._ dijo...

que bueno que te guste quique... es un maestro en lo que hace

gracias por pasar por "el librito"

nos vemos
juampa

illeR dijo...

Me gusta la idea :)