domingo, octubre 08, 2006

Besos en autopistas románticas




La lengua conocía el camino.
Sabía, sabia, cada recoveco rojo
y regaba la tierra como naturaleza lista.
¡Qué hará la pobre si pierde el trazado
y ya no puede besar nada!

A veces de tigre, lengua enfadada,
saliva mordiscos en víctimas ganadas
que apagan la luz cuando llega el placer
y se olvidan de las perdidas batallas.
¡Tan humanamente animal, tan viva!


Besos, coches en autopistas románticas
que se sienten vivos al bajar la ventanilla
y recibir aire de labios.
Crepúsculo de días vanos como balas.


Gracias a todos los que leeis este blog. Sois geniales

2 comentarios:

sky4you dijo...

no hay bala vana

Xydehia dijo...

Gracias a ti por traernos cosas como esta.

Los besos...tan importantes y necesarios que a veces hasta pasamos por alto

Besitos