miércoles, septiembre 13, 2006

Nuevo rumbo



En la mesa de derrota, un mapa con un círculo en rojo y una brújula sonriente. El capitán, con sombrero nuevo, grita el nuevo rumbo y el júbilo se apodera de la maltrecha embarcación. Incluso la inútil bandera parece volver a besar el viento como antes.

Tal vez, las islas caribeñas nos saluden a abrazos o a pólvora seca, tal vez nuestras vidas acaben en los burdeles de muerte de Tortuga. No obstante, la sensación de aventura, el riesgo de las dos tibias nos empuja como viento de dioses.

Mientras el barco gira apuntando a las nuevas coordenadas, el mar parece cómplice con su calma. La tripulación, siempre al borde del motín, se dedica simplemente a cumplir sus tareas sin excesos y a celebrar con el poco ron que hay a bordo nuestras nuevas vidas.

La moneda gira y a punto está de besar el suelo…

1 comentario:

sky4you dijo...

Como me gustan los filibusteros!