martes, septiembre 19, 2006

El capitan odia la lluvia




El capitán odia la lluvia, sobretodo cuando está en tierra. En la mar la lluvia es más soportable, más humana. Intenta secarse el sombrero pero es imposible, por lo que opta por beber un trago más de una botella brillante de ron. Paraguas.

La lluvia llena de barro sus botas nuevas y los niños dejan de jugar viéndose obligados a techarse en una de las pocas tardes que serán libres. Esos días, incluso los cobardes dejan de acercarse a los peores bares y ciertas mujeres descansan el alma con la excusa del día gris.

El capitán aprovecha, para, entre el disimulo del licor de las nubes, llorar toda la noche.

2 comentarios:

illeR dijo...

Muy bonita la historia :-D

Le aconsejo al capitan que haga caso de lo que canta Chaouen:

"No me canso de quitarme el sombrero cuando llueve por mojarme las ideas"

Losiento pero no me he podido resistir a poner este fragmento de cancion :P Me acorde de la frase mientras leía la historia.


PD -> Me gustan los días grises....

Xydehia dijo...

El capitán es humano.

Me encanta que nos hayamos topado; directo a los enlaces ;)

besitos