martes, julio 18, 2006

Soneto Agónico



Once mientras arrecia el temporal
de tristezas rotas encadenadas,
barco encallado en nuestro litoral
con mi colección de armas entregadas.

Vuelos truncados en el vendaval
de flores sin olor asesinadas,
un gran cartel de bar promocional
de palomas rojizas apresadas.

Fuerte lluvia de espadas por los suelos
en desfiles de versos que no riman.
Bailes, bailes que no bailan contigo.

Viajes oníricos muriendo en hielos
a las rocas de muerte nos arriman.
Troyanos en tan injusto castigo.



29/06/2006

No hay comentarios: