lunes, diciembre 04, 2006

Premios para premios sin premio



Premios para premios sin premios que dibujan dibujos que leyes se empeñan en hacer olvidar, eclipsados por geniales escritores como no lo son tanto como ese Juan Marsé que pincela esa postguerra tan nuestra de esa manera tan suya.


Yo quería que le diesen el premio Cervantes para que estas navidades tan deshumanizadas las criaturas que pueblan leyesen alguna novela suya que les haga amantes de la lectura. Algo así me pasó a mi cuando, descaradamente joven, baje de la estantería el Amante Bilingüe.


Ahora que tiene la sonrisa permitida es cuando debemos homenajear al genio, antes de que se nos vaya. Luego, nos homenajeamos a nosotros mismos por nuestra idiotez.


lunes, noviembre 20, 2006

Premios 20 Blogs



Me he inscrito en los premios 20blogs del periodico más leido de España, el 20 minutos. Los premios son impresionantes: 3.000 €uros y poder escribir una columna en el diario. Mi blog está tanto en la sección personal como en ficción, con el único animo de participar y sumar alguna visita que otra.
Os animo a participar, que se que algunos teneis chuladas de blogs por ahi, esperando que llegue la fama.

Un saludo

miércoles, noviembre 15, 2006

Nueva vida



El barco se desangraba entre la niebla, los gritos y la muerte. El capitán ordena a sus hombres retirada conocedor de la roja derrota. Todos saltan obedientes del barco y empiezan a nadar en una nueva lucha entre la vida y la muerte, esta vez en el mar. Él se queda en el borde del navío, colocándose su maltrecho sombrero y esperando que todos sus compañeros, malditos piratas, huyan primero. Es su homenaje a aquellos hombres que son hombres e historias, historias y risas que le han acompañado los últimos cuatro años.

Cómo olvidar los adorables errores y lapsus de Rodríguez, un hombre vencido por su alma, o las bromas pesadas de Narváez, odiado por casi toda la tripulación y estúpidamente enamorado de una prostituta de una olvidada ciudad. Son como restos de tesoros.

Quizás ellos hayan muerto en el combate, o desfallezcan antes de llegar a la orilla, ¡quién sabe si son buenos nadadores!, pero es con la esperanza de reencontrarse con ellos en la nueva vida, paradojas, con la que el capitán llega nadando a la soleada y acogedora playa.

martes, octubre 24, 2006

Camino



Camino de hada
en cara de mujer morena,
gafas rosadas,
sentimientos en botella
regalo de islas rodeadas.

jueves, octubre 19, 2006

Tejados albicelestes




— Tendrás que darme algo para que pueda escribirte un poema, ¿no crees?

Ella, en mitad de su sonrisa, le regala el pañuelo naranja y blanco que le abrazaba el cuello y le da la espalda a su acompañante.

— ¡Qué diablos hago con esto! ¡Querés que le escriba versos a un trozo de tela! Yo hablaba de un beso

Se gira y contactan sus labios con su mejilla. El falso o verdadero poeta no puede evitar sacar por la ventana su sonrisa.

— ¡Anita! Te hablo de un beso que inspire, vos me comprendes no te hagas la boluda, anda.

Anita se lo piensa, pero al final surge el poema. Sonetos paraguas para días de tormenta.

Más tarde, cuando se acaba la hora de laburo del sol, Ana se encarama en el tejado de su casa a fumar y llorar. Siguen en su casa sin saber noticias de su hermano, y hace un año ya que desapareció. A veces, entre caladas prohibidas y lágrimas que se desprenden, sonrie al recordar al abuelo decir:

— Vos no te preocupes, flor, tu hermano estará bien este donde esté. Si está en el cielo, mejor, mas si esta en el infierno estará preparando la revolución.

domingo, octubre 08, 2006

Besos en autopistas románticas




La lengua conocía el camino.
Sabía, sabia, cada recoveco rojo
y regaba la tierra como naturaleza lista.
¡Qué hará la pobre si pierde el trazado
y ya no puede besar nada!

A veces de tigre, lengua enfadada,
saliva mordiscos en víctimas ganadas
que apagan la luz cuando llega el placer
y se olvidan de las perdidas batallas.
¡Tan humanamente animal, tan viva!


Besos, coches en autopistas románticas
que se sienten vivos al bajar la ventanilla
y recibir aire de labios.
Crepúsculo de días vanos como balas.


Gracias a todos los que leeis este blog. Sois geniales

miércoles, octubre 04, 2006

Pies pequeños



Tiene que tener los pies pequeños. Con este único requisito el capitán busca en la arenosa isla. Estaría bien que fuese morena, más que nada porque cierto oro siempre viene acompañado de desgracias.

Muchos días antes de que comenzase la actual búsqueda, nublado tal vez por el ron, salió de la taberna menos respetable de la ciudad hacia un rumbo desconocido, cosas de piratas. Acabó en la orilla de un río, sensiblemente afectado por los excesos (que no por el amor), y aguantó sin devolver el alma por respeto a los galones. Y allí estaba ella, de una estatura escueta, como regalo procedente de los dioses, y una divertida escalera que le recogía el pelo para que admirasen más su belleza. Cantos de sirena.
Por eso esta vez el capitán quería asegurarse del tamaño de sus pies para que nada fallase.

lunes, octubre 02, 2006

lunes, septiembre 25, 2006

martes, septiembre 19, 2006

El capitan odia la lluvia




El capitán odia la lluvia, sobretodo cuando está en tierra. En la mar la lluvia es más soportable, más humana. Intenta secarse el sombrero pero es imposible, por lo que opta por beber un trago más de una botella brillante de ron. Paraguas.

La lluvia llena de barro sus botas nuevas y los niños dejan de jugar viéndose obligados a techarse en una de las pocas tardes que serán libres. Esos días, incluso los cobardes dejan de acercarse a los peores bares y ciertas mujeres descansan el alma con la excusa del día gris.

El capitán aprovecha, para, entre el disimulo del licor de las nubes, llorar toda la noche.

miércoles, septiembre 13, 2006

Nuevo rumbo



En la mesa de derrota, un mapa con un círculo en rojo y una brújula sonriente. El capitán, con sombrero nuevo, grita el nuevo rumbo y el júbilo se apodera de la maltrecha embarcación. Incluso la inútil bandera parece volver a besar el viento como antes.

Tal vez, las islas caribeñas nos saluden a abrazos o a pólvora seca, tal vez nuestras vidas acaben en los burdeles de muerte de Tortuga. No obstante, la sensación de aventura, el riesgo de las dos tibias nos empuja como viento de dioses.

Mientras el barco gira apuntando a las nuevas coordenadas, el mar parece cómplice con su calma. La tripulación, siempre al borde del motín, se dedica simplemente a cumplir sus tareas sin excesos y a celebrar con el poco ron que hay a bordo nuestras nuevas vidas.

La moneda gira y a punto está de besar el suelo…

lunes, septiembre 11, 2006

Versos que se quedan fríos (I)


(Un lugar en el mundo)

Fiebre de lugares en el mundo
queman una carretera incierta.
Fuerte lluvia y sequía de noche,
sábanas desnudas sin su siesta.

Los sonetos con versos ajenos
se suben al autobús en burla.
Un manzano besará la tierra
cuando tenga billete a la luna.

domingo, septiembre 03, 2006

Dársena



Grises en el puerto anuncian tormenta
las nubes como tambores de guerra,
un niño con la lengua un juego inventa
ávido como maqui en una sierra.

A tu dársena ejércitos de barcos
miles, millones, húmedos, invencibles
Naufragan todos en tus mares zarcos
entre rezos de sirena increíbles.

Flor y dos primaveras en un día.
Recogiendo de tu mar caracolas,
rayos de Zeus, lametazo y entusiasmo

Con tu respirar como sinfonía
y mi galeaza en tu rompeolas,
bolchevique conquistando tu orgasmo

jueves, agosto 24, 2006

Acordes del arpa - Quique González


Tener encaje sin perder empaque, esa es su filosofía, como si el mundo fuese un ring de boxeo, un rey en eterno jaque, o la vida una historia sangrienta mal contada que nos deja solamente escenas de cines y contados motivos debajo de una falda. Todos somos o seremos alguna vez la nariz rota de Kid Chocolate después de combates exitosos por lo que sus canciones son nuestras. La melancolía de la lona y puñetazos de vida sutilmente retratados.

Sus letras abrazadas descansan en aeropuertos arropados por su obsesión por los aviones, pidiendo permiso para aterrizar en Salitre 48, siendo un avión en tierra en Pájaros Mojados, o el tiempo que pasó y nos dejó huérfanos de reinados en Personal, su primer trabajo.

Otras veces sus acordes no son sino tributos a los Kamikaces Enamorados, aquellos seres de otra galaxia que se lo juegan todo para conseguir lo que quieren o discos rockeros, La noche americana, que hablan de cosas como de las rubias que hicieron las maletas con nuestra arena y se fueron sin decirnos nada.

El hotel de los solitarios que nos dibuja no es el mismo souled out por leyes del mercado sino que parece más bien una trinchera pacífica y minoritaria donde tener el blindaje suficiente en forma de humanidad, colchones y música para subsistir. Allí al parecer los diferentes aceptan su derrota y reparten con el camarero las propinas. Su único fin es no salir al exterior e hipotecar su historia. Coherencia y libertad.

Aunque tú no lo sepas, junto con el ruido aciago de todo esto se dibujan las playas de Arenha, la sonrisa de la mujer que da de comer a los gatos, el segundo round para corazones sin silenciadores y el retorno razonado del campeón a los autobuses rojos donde todo huele bien.

www.exonome.org (Publicado en el nº5)

martes, julio 18, 2006

Soneto Agónico



Once mientras arrecia el temporal
de tristezas rotas encadenadas,
barco encallado en nuestro litoral
con mi colección de armas entregadas.

Vuelos truncados en el vendaval
de flores sin olor asesinadas,
un gran cartel de bar promocional
de palomas rojizas apresadas.

Fuerte lluvia de espadas por los suelos
en desfiles de versos que no riman.
Bailes, bailes que no bailan contigo.

Viajes oníricos muriendo en hielos
a las rocas de muerte nos arriman.
Troyanos en tan injusto castigo.



29/06/2006

domingo, julio 09, 2006

Tirant



Tirant tiene un escudo y una vida,
un tanque que da coces
y una rima para Carmesina.

Muere por una sonrisa a estrenar,
por un sueño con bandera
y por dioses que no existirán.

Sin la ayuda del placer,
guerrero sin espada
que no se puede mover.

La vida en una batalla,
rojo presto en la sábana
y ganas de vencer.


Mayo/2006

domingo, junio 11, 2006

La humanidad del Artesano

El artesano contra la pared.
Su vida en la cuerda floja y un vaivén.
Tal vez la muerte
paseándose desnuda en su mente
con ganas de delinquir.
Demasiadas horas de viaje, siempre.
Errores de talle.

Es un duelo,
a espada por exigencias del guión.
Es un duelo, y no una canción.
En un segundo, ¿jugarías a ser dios?
Nunca se sabe.
Abrir los ojos y pasarse a la prosa, sin otra opción.
¿O vas a hacer la maleta?

Poeta en manos de versos,
si es necesario terminar así,
drogas en frascos pequeños.

¿Dónde vas a morir?
¿dónde vas a morir?
Siempre puedes volver a casa,
te espera la poesía
desnuda y sola en tu piano,
volando a la deriva.


7, Mayo,06